De la mano de Abinitio Consulting, ENERGAL Eficiencia Energética de Galicia S.L. comenzará la proxima semana a impartir formaciones de la Escuela de la Energía de la Fundación Gas Natural Fenosa para colectivos que sufren de vulnerabilidad energética y los profesionales que los atienden.

 

Esta iniciativa nace para asesorar y proporcionar material en materia de eficiencia energética, optimización de facturas y ayudas a la vulnerabilidad energética.

Sesiones a profesionales

La formación está enfocada sobre todo a profesionales del mundo del Tercer Sector y trabajadores sociales. Durante la clase se ahonda en la comprensión total de la factura, se realizan actividades en grupo e incluso e incluso se definen términos. La Escuela de Energía también aporta conocimiento sobre el consumo y los hábitos energéticos responsables. La duración de esta formación es de tres horas.

prof

 

 

Sesiones a familias

Las sesiones a familias tienen un carácter informativo y en muchas ocasiones consultivo, pero sobre todo es una propuesta de soluciones. Desde ofrecer respuestas sobre posibles dudas de la factura, hasta instruir acerca de medidas de ahorro.

us

 

El programa de la escuela cubre los siguientes temas:

  • El sector eléctrico y sector gasista a grandes líneas con la finalidad de adquirir ideas claras de qué papel juega cada actor y cómo interviene en que la energía llegue a casa del cliente.
  • La parte más importante del curso se centra en la factura, con el objetivo de entender sus principales conceptos y, sobre todo, mostramos maneras de optimizar dicha factura.
  • A continuación explicamos el nuevo Bono Social: en qué consiste esta ayuda, quién puede solicitarla, cómo se solicita, etc.
  • Por último, la Escuela da algunos consejos de hábitos de consumo eficiente en el hogar con la finalidad de que estos hábitos se traduzcan también en un ahorro energético y al final en mayor confort en su hogar.

 

http://www.fundaciongasnaturalfenosa.org/accion-social/escuela-de-energia/#1481708925682-21b84992-0dc1

La etiqueta energética para electrodomésticos aprobada ayer en la sesión plenaria del Parlamento Europeo irá progresivamente sustituyendo a la actual, a partir de finales del 2019. La diferencia es que mientras el sistema actual califica los productos desde A +++ a G la etiqueta revisada los valorará en una escala de la A a la G.

El eurodiputado Darío Tamburrano, del grupo de la Libertad y la Democracia Directa, fue el encargado de defender ante el pleno del Parlamento Europeo el Informe sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece un marco para el etiquetado de la eficiencia energética y se deroga la Directiva 2010/30/UE consesuado por ambos órganos el pasado mes de marzo.

Tamburrano destacó durante su exposición tanto el ahorro de dinero como de consumo de energía que supone la revisión de la etiqueta de eficiencia energética de los electrodomésticos. Hasta el punto, señaló, de permitir a los autoconsumidores producir más.

etiqueta energética para electrodomésticoshttp://www.energynews.es/wp-content/uploads/2017/06/14-junio-etiquetado-grafico-1-600x451.jpg 600w, http://www.energynews.es/wp-content/uploads/2017/06/14-junio-etiquetado-grafico-1.jpg 763w" sizes="(max-width: 400px) 100vw, 400px" style="padding: 0px; margin: 0px; border-style: none;">

Fuente: Parlamento Europeo

El texto consensuado en marzo fue aprobado por 535 votos a favor, 46 en contra y 79 abstenciones. Tal y como os contamos en su momentoel cambio hará que las etiquetas energéticas sean más comprensibles para los consumidores y les ayudará a tomar decisiones de compra mejor informadas. La medida se acompañará de la introducción de una base de datos pública que facilite a los ciudadanos la comparación de la eficiencia energética de los electrodomésticos, según la Comisión.

Las encuestas a consumidores muestran que alrededor del 85% de los ciudadanos europeos examinan las etiquetas de eficiencia energética cuando compran productos sin embargo, la propia Comisión ha afirmado que tener los mejores resultados en las categorías que iban de A + a A +++ “era engañoso y ocultaba posibles diferencias sustanciales en el rendimiento energético“.

La etiqueta energética para electrodomésticos

etiqueta energética para electrodomésticoshttp://www.energynews.es/wp-content/uploads/2017/06/14-junio-etiquetado-grafico-2-600x473.jpg 600w, http://www.energynews.es/wp-content/uploads/2017/06/14-junio-etiquetado-grafico-2.jpg 750w" sizes="(max-width: 400px) 100vw, 400px" style="padding: 0px; margin: 0px; border-style: none;">

Fuente: Parlamento Europeo

Los puntos principales del texto consensuado en marzo en torno a la etiqueta energética revisada son:

-Retorno a la etiqueta, más clara, que va de la clase A a la G, eliminando las engorrosas clases que iban de la A + a la A +++.

Base de datos de registro de productos para apoyar las actividades de vigilancia del mercado por parte de los Estados miembro.

Base de datos pública que contenga todas las etiquetas de eficiencia energética, para que los consumidores tengan una mejor herramienta para comparar la eficiencia energética de los electrodomésticos.

Disposiciones legislativas futuras graduales sobre actualizaciones de software y dispositivos inteligentes, y  prohibición explícita del uso de dispositivos “defeat”.

El etiquetado energético actual 

etiqueta energetica para electrodomesticos http://www.energynews.es/wp-content/uploads/2017/06/14-junio-etiquetado-grafico-3-600x566.jpg 600w, http://www.energynews.es/wp-content/uploads/2017/06/14-junio-etiquetado-grafico-3.jpg 613w" sizes="(max-width: 400px) 100vw, 400px" style="padding: 0px; margin: 0px; border-style: none;">

Fuente: Parlamento Europeo

El primer etiquetado energético data de 1994 y está en vigor desde 1995. Consiste en una escala desde la G, el extremo menos eficiente, hasta la A. Posteriormente se amplió la escala hasta A+++ para reflejar las mejoras aplicadas a los productos, recuerda el Parlamento Europeo.

Sin embargo, la introducción de la categoría A+ y superiores (+++) redujo según este órgano la eficacia del etiquetado concebido para animar a los consumidores a comprar los productos más eficientes, porque en la actualidad la tendencia es que la mayor parte de ellos están clasificados en la clase A o en otras aún más eficientes.

 

Fuente: http://www.energynews.es

El anuncio del ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, de que el Gobierno deniega la renovación de la central nuclear de Garoña abre un necesario debate sobre el mix energético que debe tener España en un futuro cada vez más próximo. En este mix, la biomasa aporta potencia firma y gestionable, exactamente lo que necesita el sistema para poder suplir la falta de la central que se va a desmantelar.

Una tecnología gestionable y renovable
La producción de electricidad con biomasa permite muy altas utilizaciones, de hasta 8.300 horas/año, a pesar de ello esta tecnología ha sido la gran olvidada de las subastas celebradas en 2017. “El precio no puede ser la única variable que se considere, especialmente cuando la biomasa es una de las renovables que mayor estabilidad tiene, independientemente de las condiciones estacionales o atmosféricas”, ha explicado Jordi Aguiló, presidente de APPA Biomasa.

Los objetivos de renovables y descarbonización marcados para 2020 y los que se están barajando para 2030 y 2050, hacen necesario que todas las tecnologías renovables, especialmente las gestionables y que aporten potencia firme al sistema, sean tenidas en cuenta. En la actualidad, España cuenta con 519 MW instalados de biomasa sólida, 225 MW de biogás y 294 MW correspondientes a la fracción de residuos renovables. En total, apenas 1.038 MW instalados de bioenergía en nuestro mix eléctrico que podrían aumentar considerablemente de contar con subastas específicas para estas tecnologías.

Importantes beneficios: empleo y reducción de incendios
Según Aguiló, los beneficios medioambientales y sociales deben ponerse en la balanza a la hora de diseñar nuestra transición energética: “El uso de la biomasa evita la quema descontrolada de residuos agrícolas, reduciendo las incendios y valorizando los recursos del campo. Adicionalmente, genera 30 empleos por megavatio que quedan fijados en zonas rurales, tradicionalmente castigadas por el desempleo”, ha defendido Jordi Aguiló.

 

Fuente: http://www.energetica21.com

 

España deberá realizar un sprint final si quiere cumplir los objetivos en materia de energías renovables que fija la Unión Europea. Estos compromisos, fueron marcados para todos los países de la UE, imponiendo el objetivo de que al menos un 20% de la energía consumida en cada estado miembro proviniese de fuentes renovables. Según los datos que maneja Kaiserwetter, España se encuentra actualmente en el puesto 14 de la UE-28, con un 16,2% de la demanda cubierta por energías renovables, por debajo de la media europea del 16,7% y a 3,8 puntos del objetivo de 2020.

Aunque durante los primeros años de la entrada en vigor la directiva España vivió un boom de las renovables que nos encaminó a cumplir el objetivo, pasando en diez años de un 9,2% en 2006 al actual 16,2%, la situación ha cambiado después de casi tres años con una inversión casi nula, la crisis económica y trabas legales como el conocido ‘Impuesto al sol’. Para revertir esta tendencia y cumplir los objetivos legales europeos, el Gobierno ha adjudicado en apenas un año y medio un total de 8.737 MW de nueva potencia verde. Sólo en el mes de julio, el Ministerio de Energía adjudicó a un grupo de 40 empresas un total 5.037 MW (3.909 MW a instalaciones fotovoltaicas y 1.128 MW a eólicas) y próximamente realizará otra subasta para las islas.

Compañías como Kaiserwetter señalan que este cambio de tendencia volverá a situar a España, actualmente quinto productor de renovables de la UE, como referente de los inversores y que, por ello, es el momento de que los actores inviertan en nuevas herramientas digitales. Por otro lado, es previsible que esta reactivación conlleve a una caída de los precios del mercado mayorista. Herramientas como Aristóteles permiten mantener los márgenes de beneficio mediante la integración de datos técnicos y financieros que prescindan de los departamentos de controlling o con la capacidad de detectar los componentes de las plantas menos eficientes, la optimización de su rendimiento y la realización de simulaciones. Ofrece la posibilidad de gestionar en tiempo real, desde cualquier parte del mundo un dispositivo de control de activos e instalaciones de cualquier tipo de energía renovable a través del Big Data y el Internet de las Cosas.

Si todas las instalaciones para la nueva potencia asignada por el Gobierno se construyen de aquí a 2020, España cumplirá los compromisos de la UE, pero el estrecho margen de tiempo para el montaje de todas estas plantas plantea complicaciones logísticas que sitúan a estas herramientas digitales parte de un proceso irreversible y una opción obvia para superarlas mediante optimización, eficiencia y ahorro en costes.

 

 

Fuente: http://www.energetica21.com

La Universidad de Córdoba, Corporación Tecnológica de Andalucía, la Agencia Andaluza de la Energía y Prodetur participan, en colaboración con la Asociación de Productores de Energía Renovable y 4 entidades portuguesas, en el proyecto europeo Biomasstep, que será financiado por la Comisión Europea dentro del programa de cooperación transfronteriza Interreg Poctep.

El proyecto Biomasstep, con un presupuesto superior a los 600.000 euros y dos años de duración, pretende el desarrollo y transferencia a las empresas bioenergéticas de una tecnología innovadora NIR (Near-Infrared Spectroscopy) para el análisis rápido y económico de la calidad de biomasa autóctona del área transfronteriza. El proyecto, que acaba de ser aprobado, está liderado por la Universidad de Córdoba.

Los socios portugueses del proyecto son la Universidad de Évora, AreanaTejo, LNEG y AREAL.

Mediante la caracterización por metodologías oficiales de biomasas autóctonas, el proyecto Biomasstep pretende llevar a cabo la optimización y el desarrollo de una metodología analítica rápida, no contaminante e innovadora, basada en la aplicación de la Tecnología NIR, para la predicción de parámetros de calidad de estos residuos. Además, tiene el objetivo de transferir la herramienta desarrollada para potenciar la capacidad innovadora de las actividades de las empresas del sector, con el fin de que los resultados de la investigación sean explotados comercialmente y permitan generar valor añadido (biomasa de calidad). Por último, se quiere crear una red transfronteriza entre centros de investigación, universidades, administraciones públicas y empresas para fomentar el uso de biomasa de calidad.

 

Fuente: http://www.energetica21.com

El Hotel San Cristóbal de Coria (Cáceres) se ha situado a la vanguardia  en el uso de autoconsumo fotovoltaico en el sector de hostelería con una moderna instalación solar que le permitirá ahorrar en torno al 50% de la factura eléctrica y reducir las emisiones de CO2 en 27 toneladas al año.La actuación ha corrido a cargo de Cambio Energético, empresa pionera en el sector nacional del autoconsumo fotovoltaico, que centra su actividad desde 2009 en proyectos de energías renovables y eficiencia energética, desarrollando con éxito plantas de autoconsumo fotovoltaico en todo el territorio nacional.En la instalación fotovoltaica del Hotel San Cristóbal, proyecto subvencionado por la Junta de Extremadura, se ha empleado la más moderna tecnología de fabricación alemana y austriaca, con 184 paneles solares Axitec de 265 Wp cada uno, que producirán en torno a 75.000 Kwh al año y 2 inversores Fronius de 25 Kw.“La instalación solar de 48 Kwp cubre gran parte de las necesidades energéticas del hotel, cuenta con equipos garantizados durante 20 años y es una planta que será ejemplo en la hostelería, un sector donde se pueden obtener grandes ahorros con el uso de esta tecnología”, ha explicado Ramón Jesús Domínguez, gerente de Cambio Energético, quien ha subrayado la importancia de “apostar por las energías renovables como mejor inversión de futuro para combatir el cambio climático”.Por su parte, el empresario y director del Hotel San Cristóbal, Andrés Bernal, ha defendido la necesidad de que los negocios y la sociedad en su conjunto “mire hacia el futuro con la instalación de energías más limpias”. “Por suerte en Extremadura tenemos muchas horas de sol y es por ello que vimos interesante la oportunidad de apostar por la energía renovable. Más allá de la perspectiva económica, de ahorro en la factura, es un pequeño gesto para que nuestro negocio sea lo más limpio posible en cuestión de energía, una manera más de cuidar y responsabilizarnos de nuestro planeta”, ha precisado.En Extremadura, una de las mayores zonas de radiación solar de Europa, se ha apostado decididamente por promocionar la energía solar dada su rentabilidad. La Consejería de Economía e Infraestructuras de la Comunidad Autónoma de Extremadura ofrece ayudas para la adquisición, instalación, mejora, ampliación o adaptación de equipos, sistemas e instalaciones de energías renovables. En este caso, ha subvencionado con el 40% la instalación fotovoltaica generadora.Cambio Energético es promotora de las primeras instalaciones de autoconsumo y dispone de una tienda online de referencia en materia energética. También ha realizado obras para el abastecimiento sin conexión a la red eléctrica de varias infraestructuras relevantes y ha instalado la mayor planta fotovoltaica de Canarias, aislada de la red eléctrica, en una granja caprina situada en la isla de Fuerteventura.

 

 

 

 

Fuente: http://www.energetica21.com

  • El valor del mercado español de prestación de servicios energéticos superó los 1.000 millones de euros en 2016, tres veces más que en 2006, gracias al notable impulso experimentado por la demanda de implantación de soluciones de eficiencia y ahorro energéticos en edificios e instalaciones.
El sector de empresas de servicios energéticos triplica su facturación en diez a

Según el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, el volumen de negocio generado por la prestación de servicios dirigidos a la mejora de la eficiencia energética en edificios y otras instalaciones alcanzó los 1.020 millones de euros al cierre de 2016, tras crecer un 6,8% en 2015 y un 0,5% en 2016. De este modo, la demanda de este tipo de servicios ha mantenido una tendencia de crecimiento sostenido en los últimos ejercicios, de tal modo que la facturación de las empresas especializadas se ha triplicado entre 2006 y 2016.

No obstante, en 2016 registró una ralentización en su ritmo de crecimiento, tras las inversiones realizadas en los últimos años por parte de Administraciones públicas y empresas privadas dirigidas a la optimización de recursos y la reducción del impacto medioambiental de su actividad.

Los edificios residenciales, de oficinas y de organismos públicos generaron en 2016 el 47% del negocio total, destacando dentro de este segmento el peso de las viviendas, con el 25%, mientras que los edificios de oficinas y organismos públicos supusieron el 22% restante. Por detrás de los servicios para edificios se situaron los proyectos de alumbrado público y para el sector hospitalario, que representaron el 13% del valor del mercado en cada caso.

Los clientes de carácter privado generan la mayor parte de los ingresos sectoriales, representando en 2016 en torno al 65% del valor total del mercado. El 35% restante correspondió a la prestación de servicios para el sector público.

Para el bienio 2017-2018 se espera una reactivación de la demanda, tanto pública como privada, gracias a los incentivos por parte de las Administraciones públicas y a la buena coyuntura económica. Así, el valor del mercado podría crecer a un ritmo situado entre el 3% y el 5% anual en el citado período, alcanzando la cifra de 1.100 millones de euros al cierre de 2018.

En mayo de 2017 se contabilizaban un total de 749 empresas inscritas en el Listado de Proveedores de Servicios Energéticos del Instituto para la Diversidad y Ahorro de la Energía (IDAE), cifra que incluye tanto personas jurídicas como físicas. En el sector predominan las empresas de pequeño tamaño, estimándose que cerca del 70% facturan menos de 2 millones de euros.

El mercado presenta un alto grado de concentración empresarial, de manera que los cinco primeros operadores en términos de facturación en el sector reunieron en 2016 una cuota de mercado conjunta del 57,5%, mientras que los diez primeros concentraron el 65,4%.

 

Fuente: http://www.beenergy.es

 

 

Se considerarán subvencionables aquellos sistemas de almacenamiento de energía eléctrica con baterías de la tecnología ión-litio que formen parte de una instalación fotovoltaica que esté conectada en el interior de una red acogida a cualquiera de las modalidades de autoconsumo de energía eléctrica que define el artículo 9 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, ubicados en edificios de uso residencial doméstico que se instalen dentro del territorio catalán.
 
Los beneficiarios de estas ayudas pueden ser tanto las personas físicas que no desarrollen una actividad económica, como las comunidades de propietarios.

El importe de la subvención será, como máximo, del 70% del coste total de los gastos del sistema de almacenamiento con baterías de la tecnología ión-litio, con un límite de 5.000 euros por sistema.

El plazo de presentación de solicitudes se determinará en la convocatoria correspondiente, que está prevista que se publique a partir del mes de septiembre.

Por otro lado, los plazos de ejecución y de justificación se determinarán en la convocatoria correspondiente. La dotación presupuestaria será de 360.000€.

El procedimiento de concesión de las subvenciones es el de concurrencia no competitiva. El criterio de concesión de las subvenciones será el orden cronológico de presentación de las solicitudes hasta agotar la dotación presupuestaria indicada en la resolución de la convocatoria.

 

 

Fuente: http://www.energetica21.com

 

La Comisión de Expertos deberá analizar posibles escenarios de transición energética que garanticen la competitividad de la economía, la creación de empleo y la sostenibilidad medioambiental.

 

 

El Consejo de Ministros ha aprobado la creación de una Comisión de Expertos para elaborar un informe sobre diferentes escenarios de transición energética, garantizando la competitividad de la economía, el crecimiento económico, la creación de empleo y la sostenibilidad medioambiental. 

 

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy la creación de una Comisión de Expertos

En concreto, los expertos deberán analizar posibles alternativas de política energética, considerando su impacto medioambiental y económico y que permitan cumplir con los objetivos establecidos de la forma más eficiente posible.

El informe de la Comisión de Expertos recogerá alternativas que analicen la combinación de las diferentes fuentes de energía (nuclear, hidráulica, térmica de carbón, ciclos combinados y fuentes renovables) en el marco de una transición energética eficiente, sostenible y baja en carbono. También evaluará el objetivo de penetración de renovables en función de diferentes niveles de interconexión con el continente europeo y la contribución de las políticas de eficiencia energética.

La Comisión de Expertos estará formada por 14 miembros, cuatro designados por el Gobierno, uno por cada grupo parlamentario y tres por los agentes sociales (UGT, CCOO y CEOE). El grupo de expertos tendrá seis meses para presentar el informe, que se remitirá al Ministerio de Energía para su posterior paso por el Consejo de Ministros. El Gobierno enviará el informe al Congreso para que este se pronuncie sobre el mismo.

Esta iniciativa se une a otras que ya ha puesto en marcha el Gobierno para la elaboración de una estrategia global en materia de energía y cambio climático con el mayor consenso posible y que impulse la competitividad y la creación de empleo. En particular, en marzo pasado se creó un Grupo de Trabajo Interministerial para la elaboración de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética y el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima. Las propuestas de la Comisión de Expertos serán igualmente presentadas a este Grupo de Trabajo Interministerial para informar la labor de los ministerios en esta materia.

 

 

Fuente: http://www.beenergy.es

La rehabilitación energética y la regeneración de los edificios y los barrios puede ser una vía para afrontar esta grave situación.

 

  • La rehabilitación de viviendas es un factor imprescindible para luchar contra la
WWF ha lanzado su nuevo informe “Rehabilitación energética de viviendas: cómo mejorar la calidad de vida y combatir el cambio climático”. En este nuevo estudio se destaca que la regeneración de los edificios de nuestras ciudades es una inversión social imprescindible en la actualidad. Los fenómenos climatológicos extremos están causando pérdidas de vidas humanas en las ciudades y la rehabilitación energética es una solución viable a este grave problema.WWF alerta de que una parte de la población en las ciudades es muy vulnerable al calor y al cambio climático en la actualidad, ya que sus viviendas necesitan cada vez más energía para mantener el confort. Sin embargo, hay quien -dada la situación actual- no puede permitirse pagarla. Esto supone que los más afectados por los edificios “ineficientes”, desde un punto de vista energético, sean precisamente las personas con menos recursos.La organización recuerda que la rehabilitación energética y la regeneración de los edificios y los barrios puede ser una vía para afrontar esta grave situación. Por esta razón, WWF presenta un nuevo estudio que destaca que el 75% de los 18 millones de primeras viviendas no cumplen con los estándares de confort necesarios. De hecho, 4,5 millones de hogares en nuestro país no pueden mantener la temperatura adecuada en verano y 3,3 millones no lo consiguen en invierno.Un reciente estudio desarrollado en la Universidad de Hawaii (Manoa, EEUU) y publicado en la revista Nature Climate Change refleja que el 30% de la población mundial está expuesto a olas de calor letales. Los expertos vaticinan que, si no tomamos medidas hasta finales del siglo, tres cuartas partes de la población estarán expuestas a estos fenómenos climatológicos extremos. Cada vez más ciudadanos entrarán en situación de vulnerabilidad, porque no serán capaces de costearse la energía para mantener el confort en sus casas.No hay que olvidar que la OMS ya atribuye un 30% de la mortalidad adicional en invierno a las condiciones inadecuadas de las viviendas, un porcentaje que, en el caso de España, puede suponer al año la muerte más de 800 personas durante el invierno, una cifra que aumentará en los próximos años mientras el cambio climático avanza y la población envejece cada vez más.
 
De ahí la importancia de  rehabilitar energéticamente los edificios residenciales para reducir el consumo y reducir las emisiones de CO2, luchando contra el cambio climático. Además, estas medidas supondrían también una disminución en los costes sanitarios del país y en la dependencia energética.En este informe WWF pide al Gobierno, entre otros aspectos, que incorpore este enfoque de salud en las políticas de vivienda, especialmente en las estrategias de rehabilitación. Asimismo, también demanda que se integre la información sobre cambio climático en el diseño de las viviendas para que estén adaptadas a los previsibles escenarios futuros.Según Georgios Tragopoulos, Técnico de Eficiencia Energética de WWF, “La rehabilitación es un vehículo para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas y proteger también nuestro Planeta”. Y añade: “pero necesita ir de la mano de políticas sociales que pongan en el foco de atención las franjas de la sociedad más vulnerables. De hecho, la rehabilitación energética debe ser una política social, más que una operación meramente económica”.
 
 
Página 14 de 17