manosFacebookCasi 245.000 instalaciones de calefacción se alimentaban con biomasa al cierre del ejercicio 2017, según los datos ofrecidos por el Observatorio de la Biomasa que gestiona la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, Avebiom. Una cifra que supone un incremento del 23,15% con respecto al año anterior, 46.027 instalaciones más, gracias fundamentalmente al importante aumento de las estufas de pellet, que ha alcanzado un nuevo récord.

Según el Observatorio de la Biomasa, la utilización de la biomasa como combustible de calefacción se ha multiplicado por 25 en la última década, ya que en 2008 había menos de 9.600 instalaciones operativas en el país. Aunque el mayor crecimiento se ha registrado en los tres últimos años, en los que se ha duplicado prácticamente el número de equipos, al pasar de las 127.995 instalaciones que operaban a finales de 2014 hasta las 244.197 registradas al cierre de 2017.

Ayer jueves, ENERGAL visitó el Concello de Negreira para impartir dos sesiones de la Escuela de Energía de la Fundación Gas Natural Fenosa.

Negreira 03 05 001Negreira 03 05 002

Durante la mañana se impartió la sesión para los profesionales de los servicios sociales del Concello de Negreira, en la que surgieron y se aclararon dudas acerca del sector energético, la factura y sobretodo la entrada del nuevo Bono Social, cuya reciente puesta en marcha ha generado mucha concurrencia por parte de los usuarios de los servicios sociales del Concello para resolver sus dudas y solicitar el nuevo bono.

A la tarde se realizó la sesión para usuarios, enfocada al público general, donde se explicó la nueva situación del bono social, la factura eléctrica o las distintas variantes del mercado eléctrico actual, en la que además los asistentes resolvieron dudas acerca de su situación particular.

La próxima semana ENERGAL visitará Fene con otras dos sesiones de la Escuela de Energía de la Fundación Gas Natural Fenosa.

manosFacebookUno de los sectores económicos más potentes de España acaba de recibir un impulso para fomentar políticas encaminadas al ahorro energético. Concretamente, a través de un nuevo plan que se llevará a cabo desde el Ministerio de Energía y Turismo y que ya se conoce como Plan Renove. Consiste en una inversión de 30 millones de euros que se gestionan desde el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE). Cuenta, además con el apoyo del ICO (Instituto de Crédito Oficial), la Federación Española de Hostelería y el BEI (Banco de Inversiones). Todos ellos, con el objetivo común de incentivar acciones dirigidas a impulsar la eficiencia y el ahorro energético en el sector hostelero.

La Federación Española de Hostelería ha sido uno de los motores principales de este nuevo plan y se ha basado en la creciente preocupación sobre el consumo de energía en los negocios y empresas hosteleras. De esta manera, la FEHR impulsará, entre sus asociados, acciones y políticas encaminadas a impulsar la eficiencia energética de una manera paulatina y pedagógica. Esto es, con formaciones y concienciación al respecto. En definitiva, se trata de alcanzar valores como la sostenibilidad y la rentabilidad a través de la reducción de costes en los consumos energéticos. De esta manera, se amplían las posibilidades de rentabilidad en el sector de la hostelería.

En los cinco últimos años se han puesto en marcha 140 instalaciones, que han desplazado 2,78 millones de MWh de combustibles fósiles y han evitado 238.678 toneladas equivalentes de petróleo.

manosFacebookUn total de 42 empresas de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, AVEBIOM, han invertido 89,47 millones de euros en 140 instalaciones de biomasa, que han generado 1.022 puestos de trabajo con el objetivo de reducir las emisiones de CO2.  

Estas actuaciones se enmarcan en los proyectos Clima del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Rural (Mapama) correspondientes a las cinco convocatorias del periodo 2013-2017. “El objetivo es avanzar en la senda de la transformación del sistema productivo español hacia un modelo bajo en carbono”, ha explicado el presidente de AVEBIOM, Javier Díaz.

Las 140 instalaciones, inscritas en Canal Clima I y II entre 2013 y 2017, han desplazado 2,78 millones de MWh de combustibles fósiles y se han evitado 238.678 toneladas equivalentes de petróleo. El combustible fósil más desplazado ha sido el gas natural.

Los indicadores del año 2016 muestran una leve mejoría de la sostenibilidad del sistema energético español, si bien ésta se debe principalmente a factores no controlables como es la disponibilidad hidráulica, según la Cátedra BP de Energía y Sostenibilidad de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE.

manosFacebookEl consumo de energía primaria y final en España vuelve a aumentar en 2016, permaneciendo la dependencia energética del exterior en valores muy elevados. Pese al aumento de la demanda, dismunuyen la intensidad energética primaria, incluso más que los países de nuestro entorno, y las emisiones de CO2 y otros contaminantes. La factura energética española continúa en descenso, gracias a la bajada de los precios internacionales de los combustibles fósiles.

La mejora observada se debe, fundamentalmente, a la sustitución del carbón por la energía hidráulica, un factor fuera de nuestro control. La demanda de transporte continúa creciendo bajo un modelo basado en el transporte por carretera. Este sector sigue siendo el principal sector en términos de consumo de energía y de emisiones de CO2.

La Cátedra BP, resultado del acuerdo entre la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE y BP España, ha presentado esta mañana las conclusiones del Informe 2017[1] del Observatorio de Energía y Sostenibilidad.

El Informe 2017 del Observatorio de Energía y Sostenibilidad en España señala que en 2016 el sector energético español consumió 6,3 exajulios (EJ) de energía primaria y emitió 306 millones de toneladas (Mt) de CO2, generando un valor añadido (sin descontar los costes externos) de 51.300 millones de euros (correspondiente a un 4,6% del PIB).

La Cátedra BP concluye que el año 2016 el sistema energético español ha mostrado una leve mejoría de los indicadores de sostenibilidad energética. La recuperación económica y la bajada de precios de los combustibles ha traído consigo un nuevo aumento de la demanda de energía (un 0,3% en energía primaria y un 2% en energía final).

La buena noticia es que este crecimiento ha venido acompañado de una reducción de la intensidad energética primaria del 2,9% y un descenso en las emisiones de CO2 (un 2,4%). Sin embargo, esta mejoría se debió fundamentalmente a la reducción en el uso de carbón de más de un 24% en favor de la energía hidráulica, por lo que podemos afirmar que la meteorología ha sido el factor más influyente en esta mejoría. De hecho, la intensidad energética final aumentó un 1,2%. Por lo tanto, es necesario apostar por una mayor contribución de las energías renovables y, sobre todo, por el ahorro y la eficiencia energética. A este respecto, hay que recordar que, pese a la mejoría del último año, España sigue presentando una intensidad energética muy superior a otros países de nuestro entorno.

A excepción del carbón, todas las energías fósiles aumentaron su contribución al mix energético primario en el año 2016, mientras que las energías renovables en su conjunto mantuvieron una contribución similar a la del año anterior. Sin duda, la caída continuada de los precios de los combustibles fósiles y los precios bajos del CO2 explica en parte la falta de cambios significativos en el mix energético español.

La demanda de productos petrolíferos para el transporte siguió recuperándose, tanto para el transporte de mercancías como el de pasajeros. En ambos casos, el transporte por carretera continúa representando en torno al 90% del total. Este sector consumió más del 41% de la energía final y contribuyó con un 28% a las emisiones del CO2. Este incremento de la demanda de transporte se cubrió en gran medida gracias a un aumento de casi el 21%, que además permitió aumentar las exportaciones de derivados en más de un 5%.

Todos estos factores parecen indicar que la mejoría observada en 2016 en los indicadores de sostenibilidad se debe principalmente a los cambios coyunturales en el mix de producción eléctrica. En un escenario de largo plazo, parece poco razonable fiar la sostenibilidad del sector energético de las precipitaciones, más aún en el caso español, que se enfrenta a un importante riesgo de bajada de las precipitaciones debido al cambio climático.

En cuanto a los balances económicos, es reseñable que bajaron significativamente los gastos en energía primaria (un 22%) debido al descenso de los precios de los combustibles. Descendió también, aunque en menor medida los gastos en energía final, lo que supone un aumento del valor añadido del sector. No obstante, este valor añadido se reduce en un 37% si se descuentan los costes externos del sector asociados a la emisión de contaminantes.

Retos del actual modelo energético español

Desde el punto de vista de la sostenibilidad, el modelo energético español continúa presentando importantes desafíos respecto a la eficiencia energética, la dependencia energética exterior o al impacto medioambiental. Y como ya avanzábamos en años pasados, seguimos sin contar con una política energética estable, que proporcione señales adecuadas a los agentes, y que contribuya a avanzar hacia la sostenibilidad del sector.

Aunque las actuaciones políticas en 2017 no han sido particularmente llamativas en este sentido, 2018 puede ser el año en que finalmente se avance decididamente, si se aprueba la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, y si se tienen en cuenta las recomendaciones de la Comisión de Expertos sobre Escenarios de Transición Energética.

En este sentido, desde la Cátedra BP de Energía y Sostenibilidad consideramos que la futura Ley debería incluir aspectos tan relevantes como un compromiso de reducción de emisiones a largo plazo, con objetivos intermedios; un precio para el CO2 estable y creciente, en el marco de una reforma fiscal verde; medidas adicionales para aquellos sectores en los que la señal de precio no sea tan efectiva; un diseño apropiado de los mercados energéticos; una estrategia de innovación energética en un contexto global; políticas educativas y de concienciación; medidas de promoción de la economía circular; políticas que aseguren la transición justa y la protección de los sectores vulnerables; y una estrategia de adaptación frente al cambio climático.

Confiamos en que todos los partidos políticos, como ya han mostrado en alguna ocasión en eventos realizados en esta Cátedra, sean capaces de alcanzar el necesario consenso en torno a estos elementos, y formulen una política de Estado en materia de energía y clima que asegure la consecución de un modelo energético sostenible lo antes posible.

Para descargar el informe:

http://www.comillas.edu/es/catedra-bp-de-energia-y-sostenibilidad/observatorio


[1] El informe 2017 referente a 2016 se publica en abril de 2018, que es cuando se dispone de los datos oficiales correspondientes a 2016.

Fuente: beenergy.es

 

Ante la demanda de solicitudes y la prórroga concedida por el Ministerio hasta el próximo 9 de Octubre, cuando entrará definitivamente en vigor el nuevo Bono Social, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital pone en marcha una web que da respuesta a las variaciones tanto para renovar el bono como para acogerse a él por primera vez. La iniciativa surge de la elevada demanda de información de los clientes, que llegaron a colapsar durante días las oficinas de las comercializadoras.

En este nuevo portal se da respuesta a los requisitos que se establecen para renovar el contrato. Un soporte similar al que ya han desplegado las compañías eléctricas entre sus clientes por los cambios en las condiciones y el papeleo que ahora se exige. Los trámites se pueden realizar en persona en las oficinas de la comercializadora o por teléfono, fax o correo electrónico.

www.bonosocial.gob.es

ENERGAL, en colaboración con Abinitio, es parte de la red de formadores de la Escuela de Energía de la Fundación Gas Natural Fenosa, una serie de sesiones itinerantes por ayuntamientos dando formación a trabajadores sociales y también sesiones divulgativas para usuarios. El proyecto ha superado ya las 300 sesiones a nivel nacional y continua creciendo exponencialmente.

Escuela de Energía

Greencities, Foro de Inteligencia y Sostenibilidad Urbana, ha sido el espacio elegido por la empresa Urbaser para presentar el primer camión de gran tonelaje para la recogida de residuos 100% eléctrico del mundo.

manosFacebookEste vehículo supone un ahorro en emisiones de CO2 equiparables a las que producen 272 pasajeros en el trayecto en avión entre Málaga y Nueva York. Greencities se celebra los días 25 y 26 de abril en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga (Fycma).

La empresa Urbaser ha elegido el noveno Foro Greencities para presentar el primer camión del mundo 100% eléctrico de recogida automatizada de residuos urbanos de gran tonelaje -27 toneladas -. El nuevo vehículo, llamado Urbaeletric, actualmente en fase de pruebas, eliminará las emisiones contaminantes de CO2 y de partículas y reduce el impacto sonoro. El modelo Urbaelectric ofrece exactamente las mismas prestaciones que los habituales  camiones de gran tonelaje que hacen la recogida de residuos de los contenedores urbanos pero con cero emisiones, lo que supone un ahorro anual de 96 toneladas de CO2, equiparable a las que producen 272 pasajeros en un trayecto transoceánico en avión o a las emisiones anuales que generan 82 hogares.

El Presidente del Instituto de la Movilidad, Julián Sastre, colaborador y amigo de ENERGAL ha hablado hoy en el Concello de Ames sobre el transporte público en las áreas metropolitanas.

Julián Sastre es Dr. Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Madrid, con las especialidades de Transportes y Urbanismo y Ordenación del Territorio y cuenta con más de 25 años de experiencia. Así mismo es socio principal y Director de Proyectos de Ingeniería y Economía del Transporte de la empresa internacional Grupo S3Transportation.

 WhatsApp Image 2018 04 25 at 17.05.05

Los compañeros de ENERGAL, Iván y Pepe, con Julián Sastre.

El principal beneficio que salta a la vista de este tipo de combustible es el hecho de que es mucho más sostenible.

manosFacebook

Ahora que en muchos puntos de la geografía española el invierno ha dado sus últimos fríos coletazos, no son pocas las personas las que se plantean renovar su sistema de calefacción. Una renovación que ha encontrado en la biomasa a su principal aliado.

Y es que, si se indaga un poco sobre las bondades de los sistemas de calefacción que utilizan este tipo de combustible, se observa que no solo son muy interesantes sino que son muy numerosos.

 Los 3 principales beneficios de las calderas de biomasa:

El 44,9% de usuarios identifica la falta de confort con las diferencias de temperatura (frio/calor) y el 57,9% identifica una relación causa-efecto entre salud y condiciones de la casa.

manosFacebookSiete entidades del sector Passivhaus han patrocinado el estudio “Adaptación del usuario a los edificios de consumo casi nulo – Passivhaus (ECCN-PH)” para identificar cuáles son los hábitos de las personas en sus viviendas.

Según el Director de Passivhaus Consulting, Luis Martínez, “el estudio parte de dos inquietudes: ¿para quién estamos construyendo edificios pasivos? y ¿cómo nuestros materiales tendrán lugar ahí?”. Los resultados permiten identificar cuáles son las prácticas del usuario en su vivienda en relación a su adaptación a los ECCN. Se han realizado 1.100 encuestas en toda España.

El análisis detecta que el clima es el elemento que gobierna la relación entre el usuario y el espacio que habita. Es, por lo tanto, uno de los factores que más incide en la sensación de confort. El reto de los edificios de consumo casi nulo consiste en establecer una relación más equilibrada entre lo que el usuario le pide a su vivienda y lo que su vivienda puede hacer.

Según los resultados, el usuario interviene constantemente en la vivienda para sentir confort; abre y cierra ventanas, enfría y calienta según la temperatura interior, se acostumbra a ciertos ruidos en las instalaciones, etc., tiene la sensación de que si no actúa activamente, la casa no responde.

El 76,27% de los usuarios abre las ventanas para ventilar

Página 7 de 13